Here’s another story about a day I had faith even when it didn’t make sense and it all was fine.

My best friend found “Workaway” and we thought it would be a really nice experience to go to volunteer this year so we paid for the subscription. Six months went by and we weren’t taking any kind of action to go there. We were talking about that we should do something because we had paid for it but not really thinking it seriously. We were working here and there and didn’t find the time to decide to do it.

Then one summer day, so warm in Spain. I was walking to my grandmother’s house and suddenly I thought that’s the last time I go there to have lunch in a really long because now she is going to her house in the beach, and then I will go to do the Volunteer and then I have to do the work in a clinic to finish my master. At that moment I wasn’t sure of any of that but in my mind it was so clear.

I told my friend and she saw it so clear too.

It took two or three more weeks to start writing to different places to go. They all said no, but we didn’t care.

Two weeks before September, we were walking in Barcelona and talking about what was blocking us to send more letters or go there, and we saw it clear that we had no strong reason to go there. So we thought that it will make us more attractive in all ways to have the experience to volunteer.

This afternoon I was working and my friend was sending the letters from home and she was sending them to me through mail, she send two or three and in ten minutes we receive the answer for one, it was a yes. Then needed people for a wedding just the days we needed to go there.

We said yes.

And in two weeks we were there and it was one of the best experiences we will always remembered, it was funny, hard, different. The best decision I made and I still get surprised by how things just worked out perfectly at the perfect time. We left a day later I finished working in my summer job and came back the day before I started working in the clinic. All the timing, the place, the people we met there it was perfect and exactly as it was supposed to be. And I’m sure that if I would had tried to plan it all it wouldn’t been as perfect as it was by just trusting that I would be this way.

I wish it was easier to remember that when we trust in God or the Universe everything it’s easier and better than if we plan. God always knows the perfect time and place where we have to be the happiest version of ourselves.  

………………………………………………………………………………………………………………………………………

Aquí os cuento otra historia de una vez que hice un salto de fe y creí ciegamente en algo sin dudar aunque no tuviese ningún sentido.

Mi mejor amiga encontró la página de “Workaway” y pensamos que sería una experiencia muy bonita ir a hacer voluntariado aquel año así que pagamos la subscripción. Pasaron seis meses y no estábamos haciendo ninguna acción para ir a ningún sitio. Hablábamos de que tendríamos que hacer algo porque lo habíamos pagado pero no nos lo tomábamos muy en serio. Íbamos trabajando en un sitio y en otro y no encontrábamos tiempo para ir.

Pero un día de verano mientras iba andando a comer a casa de mi abuela estaba quejándome mentalmente del calor que hacia y de repente me di cuenta que era la última vez en mucho tiempo que iba allí. La semana siguiente ella se iba a su casa en la playa, y después vi clarísimo que me iría de voluntaria en setiembre y después tendría que hacer las prácticas del master. En ese momento aun no sabía ni dónde haría las prácticas pero en mi mente lo vi todo super claro.

Se lo dije a mi amiga y ella también lo vio clarísimo, porque además también encajaba con los días que terminaba su contrato.

Pasaros dos o tres semanas hasta que empezamos a escribir cartas a diferentes sitios, en todos nos dijeron que no, pero no nos importó. 

Dos semanas antes de setiembre, estábamos andando por Barcelona y hablando de que nos bloqueaba de escribir más cartas a más sitios o de ir allí, y vimos muy claro que no teníamos ningún motivo suficientemente fuerte como para ir. Así que pensamos y decidimos que queríamos ir para ser más atractivas en todos los sentidos por tener la experiencia de haber ido a hacer de voluntarias. Esa tarde mientras estaba trabajando, mi amiga estaba enviando cartas desde casa y me las iba enviando a mí al correo, envió dos o tres y en diez minutos recibió la respuesta de una, era que sí. Necesitaban a alguien para ayudar con una boda justo los días que necesitábamos ir allí.

Dijimos que sí.

Y en dos semanas estábamos allí y fue una de las mejores experiencias que he vivido nunca, fue divertido, duro, diferente. La mejor decisión que he tomado y aun me sorprende que tuviese tanta fe en que las cosas funcionarían tan bien. Nos fuimos el día después de que terminase de trabajar y volvimos el día antes de que empezase las prácticas. Los días que fuimos, el sitio, la gente que conocimos, todo fue tan perfecto que estoy segura que si lo hubiese intentado planificar no me hubiese salido tan perfecto como salió todo confiando de la manera que confié. 

Ojalá recordásemos más a menudo que confiando en Dios, el Universo, como queramos llamarlo todo siempre es más fácil y mejor. Dios siempre sabe el momento y lugar perfectos donde debemos estar para vivir nuestra vida de la manera más feliz posible. Así que mejor confiar. 🙂 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s