Today I want to talk to you about how I practice my own principles. Some days ago I wrote a post about how feeling good is my protection, you can read it in the link below: https://helenaaltet.com/2020/10/08/feeling-good-is-my-protection-to-everything-sentirme-bien-es-mi-proteccion/

A month ago I received a call for a job, it was a really bad moment for me because I was in a rush and I didn’t have the energy to take this decision, but it was a fast decision so I said yes (which is my first answer always I feel I am needed or I need to be accepted or loved)

The next day I was thinking about all the work I would have to and if I would be able to do that. I started to worry about how I was going to do that and if that was good for me or no (because the fact that it came in a moment I was stressed is a bad sign for me). But I said yes, and when I say yes and I commit to something is so strange for me to go back (it has to be for a really good reason or big motivation)

I spend two really bad days with a lot of anxiety about what was going to happen. Then I remembered that it all would go better if I followed my own advice, so I started to do things to feel better and trust that the best I felt the best everything would go. And guess what happen? The job changed in something so much easier for me, something I was able to do.

But honestly when you feel better you feel capable of doing more things, you do them better and if it doesn’t work you just feel protected instead of rejected. So the next time you worry about something remember that feeling good will be your protection. 

Hoy quiero hablaros de como aplico mis propios principios a mi vida. Hace unos días escribí un post sobre como sentirme bien es mi protección, lo puedes leer en el link que dejo abajo: https://helenaaltet.com/2020/10/08/feeling-good-is-my-protection-to-everything-sentirme-bien-es-mi-proteccion/

Hará más o menos un mes recibí una llamada para un trabajo, era un momento que estaba muy agobiada pero necesitaban una respuesta rápida y dije que si sin pensar mucho ya que es mi respuesta automática (sobre todo cuando necesito sentir que me necesitan o que quiero ser amada)

Al día siguiente estaba muy preocupada por el trabajo y si sería capaz de hacerlo. Me empecé a preocupar por saber cómo irían las cosas, si sabría hacerlo o no (ya que el hecho de que me llamasen cuando estaba estresada era una mala señal para mí). Pero había dicho que si y cuando digo que si a alguien a no ser que sea una causa muy justificada lo hago porque me he comprometido a ello.

Pasé dos días con mucha ansiedad por todo lo que podía pasar. Pero luego me acordé de mi propio consejo y empecé a seguirlo haciendo cosas que me hiciesen sentir bien y confiando que todo iría bien para mí. ¿Imagináis lo que pasó? El trabajo cambió en algo mucho más fácil para mí, algo que si que me veía capaz de hacer.

Pero la verdad es que una vez que empecé a sentirme bien todo me parecía más fácil y me veía más capaz de hacer cualquier cosa, y a la vez me hubiese sentido protegida si no hubiese salido bien en vez de rechazada. Así que la próxima vez que sientas ansiedad por algo recuerda que sentirte bien será tu protección. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s